We are waiting for you at Filbo 2024 • See more

Subscribe to your Paulinas WhatsApp channel See more

Find all our news here • See more

Outlet Paulinas

Get ready for #Pauli15

Hundreds of products on sale!

San Pablo - El decimotercer Apóstol

San Pablo - El decimotercer Apóstol

Paulinas Colombia |

Para nadie es un secreto que la figura de san Pablo ha sido muy significativa en el transcurso de la historia de la Iglesia católica, él fue uno de los primeros evangelizadores, denominado el “apóstol de los gentiles”. Al profundizar un poco más en la vida de este gran hombre, que pasó de ser perseguidor a gran santo, se descubre que su vida es testimonio de conversión.


¿Quién fue san Pablo?

Pablo era un hombre conocedor de la ley judía, instruido por Gamaliel, quien era un fariseo con gran autoridad, fundador de una de las grandes escuelas del judaísmo farisaico de la época. Pablo era judío, con ciudadanía romana; como judío apasionado por la ley y con un fervoroso celo, persiguió a los cristianos, defendiendo así la ley y la tradición de sus antepasados.

Pablo, convencido de lo que creía, quería acabar con la Iglesia naciente; aunque nunca conoció a Jesús, aquello que se decía sobre él y el movimiento que estaba surgiendo en base a su enseñanza, desconcertaban tanto a Pablo que lo llevaron a confrontarse con sus propias creencias y costumbres; en este sentido, se puede comprender que el “odio” que Pablo sentía por los seguidores de Jesús de Nazaret se debe al celo por la Ley, es decir, al Dios en el que creía.

Dios se vale de todo y tiene un proyecto de vida para cada ser humano, Pablo no fue la excepción. El Pablo lleno de odio, movido por el celo ardiente a la Ley y la tradición, va en busca de los cristianos a Damasco, para llevarlos encadenados a Jerusalén. Es en ese momento cuando Jesús se aparece a Pablo, no había entrado a la ciudad cuando una fuerte luz lo envuelve, tirándolo por tierra, así como lo narra el libro de los Hechos de los Apóstoles (9,1-18).

Pablo vive todo un proceso de conversión al encontrarse con Cristo resucitado, fue un comprender que la Ley por la Ley no salva, que es necesario un cambio de vida, un vivir desde el amor para poder encontrar la verdadera salvación. Pablo hace un cambio de mentalidad, por así decirlo, aquello en lo que creía cobró sentido al descubrir que la Ley no estaba por encima de los hombres, sino a su servicio, que Jesús con su vida había dado testimonio de cómo debíamos vivir siendo hijos de Dios.

Sus ojos se abren a la luz del Resucitado, es bautizado e inicia su gran misión como Apóstol de los gentiles.

Pablo, el gran escritor

Pablo es el apóstol que no conoció a Jesús, pero quien vivió verdaderamente el Evangelio. Pablo llegó a los gentiles, a los olvidados, a los no considerados dignos de recibir el mensaje de la Palabra de Dios; justo ahí, la Palabra fue sembrada y dio fruto del ciento por uno. Su misión no fue nada fácil, vivió persecuciones, tribulación, naufragios, golpes, incomprensiones (2Cor 11, 16-27), pero nada de esto fue impedimento para que él continuará anunciando a Cristo resucitado (2Cor 4, 8-18).

San Pablo vivió con gran intensidad su misión, el “odio” con el que al principio perseguía a los cristianos, se convirtió en ardiente amor por el Evangelio. La misión a Pablo encomendada llegó a tener tal alcance que su propia vida se convirtió en Palabra de Dios. Y es el mismo Pablo quien narra todo lo vivido en sus cartas, sobre cómo el Señor se fue manifestando a lo largo de su vida, cómo él se convirtió en instrumento en las manos de Dios y el Evangelio llegó en ese momento hasta los lugares, quizás inimaginables para el contexto cultural de la época.

En la Biblia encontramos el corpus paulino, compuesto por trece cartas que se le atribuyen a San Pablo, siete auténticas y seis de las comunidades paulinas; en estas trece cartas se descubre la ardua vida y misión de san Pablo.

Auténticas

  • 1 Tesalonicenses
  • Filipenses
  • 1 y 2 Corintios
  • Filemón
  • Gálatas
  • Romanos

Comunidades

  • Colosenses
  • 2 Tesalonicenses
  • 1 y 2 Timoteo
  • Tito
  • Efesios

En ellas se descubre el celo apostólico de Pablo, sus enseñanzas a las comunidades, respondiendo a las necesidades específicas de cada una, exhortándolos a que vivieran el Evangelio de forma radical y que sus vidas fueran testimonio del gran amor de Cristo.


Frases significativas de san Pablo

  • “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” (Rm 8, 31).
  • “Vivo, pero no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí. Y mi vida de ahora en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí” (Gal 2, 20).
  • “Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad”. Así que muy a gusto me glorío de mis debilidades, para que resida en mí la fuerza de Cristo” (2Cor 12, 9).
  • “Para mí la vida es Cristo y el morir una ganancia” (Flp 1, 21).


Pablo configuró su vida con Cristo y es testimonio de conversión, fe y entrega. Que en este mes de junio, en el que se celebra la fiesta de este gran apóstol, sea una ocasión especial para conocer y profundizar mucho más sobre la vida de san Pablo, y encomendarle toda la tarea evangelizadora que tiene la Iglesia hoy, de responder a las necesidades de la humanidad sin perder el gran valor de la fe.

En el libro: “San Pablo. El decimotercer Apóstol”, podrás encontrar mucho más sobre la vida de este gran santo, su camino de fe, sus compañeros en la tarea evangelizadora y sus viajes realizados. La vida de san Pablo es una gran riqueza en nuestro camino de fe.

Productos recomendados

 

Leave a comment

Please note: comments must be approved before they are published.